More

    ¿Que está pasando en Tailandia?

    Varias figuras del entretenimiento BL Tailandés han publicado imágenes, usando los hashtags #SavePanusaya #FightWithPanusaya.

    La polémica se originó cuando el lunes pasado un grupo de cerca de 10 000 personas protestaron en la universidad de Thammasat, a las afueras de la capital tailandesa, la ciudad de Bangkok, ahí los manifestantes leyeron una lista de 10 demandas para reformar la monarquía, que está protegida de las críticas y el debate público en Tailandia por la tradición y una draconiana ley monárquica.
    Esta protestas desafían a la monarquía Tailandesa a pesar de que las leyes del país asiático lo prohíben.

    Esas disposiciones están respaldadas por el artículo 112 del código penal, conocido como la ley de lesa majestad, que somete a cualquier persona que critique a la familia real a juicios secretos y largas penas de prisión.

    Esa noche la joven Panusaya Sithijirawattanakul, de 21 años, se paró en el escenario durante la protesta contra el gobierno y abordó de frente el papel de la monarquía en un país donde las críticas a la institución se han visto limitadas por estrictas leyes de lesa majestad

    “En el pasado, ha habido declaraciones que nos engañan al decir que las personas nacidas en la familia real son encarnaciones de dioses y ángeles, Con el debido respeto, por favor pregúntense, ¿están seguros de que los ángeles o los dioses tienen este tipo de personalidad?”

    Fragmento del discurso hecho el pasado Lunes por la joven Panusaya

    En el campus de Thammasat, como en todas partes de Tailandia, se encuentra un retrato gigante del rey, el décimo monarca de la dinastía Chakri, vestido con brocado dorado y con una expresión sombría en el rostro.

    Si bien la monarquía absoluta del país fue derrocada por una revolución incruenta en 1932, Tailandia sigue sujeta a las tradiciones reales. El padre del rey Maha Vajiralongkorn reinó durante 70 años y era el monarca más antiguo del mundo en el momento de su muerte en 2016.

    Panusaya Leyendo el manifiesto / FOTO: LILLIAN SUWANRUMPHA/AFP

    Las protestas antigubernamentales dirigidas por estudiantes de Tailandia, ha ocurrido frecuentemente en este año pero han cobrado impulso este verano, y han abordado todo, desde la desaparición de activistas críticos con el ejército y la monarquía, hasta el poder perdurable de un líder golpista de 2014 que ahora se desempeña como primer ministro.

    En los últimos días, sin embargo, han agregado un nuevo elemento a la mezcla: la crítica directa a una institución real que, a través de décadas de protesta callejera y estudiantil, trató de posicionarse flotando por encima de la política.

    En una entrevista el jueves, la Sra. Panusaya dijo que los problemas de Tailandia tenían sus raíces en sus tradiciones monárquicas.

    Panusaya Durante la entrevista / FOTO: Adam Dean, The New York Times

    Al menos nueve activistas que huyeron al extranjero desde el golpe de 2014 han desaparecido tras criticar a las instituciones más sagradas de Tailandia. Los cadáveres de dos de ellos fueron encontrados más tarde a orillas de un río, con el estómago relleno de cemento.

    Otros dos críticos que durante la semana pasada han pedido reformas a la monarquía han sido objeto de quejas de lesa majestad. El delito puede conllevar una pena de cárcel de hasta 15 años.

    Aunque Tailandia ha escapado de la pandemia del coronavirus en gran parte ilesa, su economía dependiente del turismo ha sido golpeada. Los manifestantes han comparado las dificultades económicas de millones de tailandeses con la riqueza de la familia real, que es una de las más ricas del mundo. En 2017, el rey tomó el control personal de las arcas reales, en lugar de dejar que sus finanzas fueran supervisadas por agencias estatales.

    “Mientras que la gente se muere de hambre, la monarquía gasta generosamente”, dijo Panusaya el jueves.

    La Universidad de Thammasat, como Tiananmen o Tahrir, es sinónimo de un movimiento democrático violentamente frustrado. En 1976, fuerzas de seguridad y paramilitares irrumpieron en el área de la universidad, dispararon, ahorcaron y golpearon a estudiantes y otros manifestantes. Decenas, al menos, murieron.

    Una fotografía icónica de Associated Press de la masacre capturó un cuerpo sin vida colgado de un árbol mientras un hombre balanceaba una silla hacia el cadáver. Las multitudes, incluidos niños, parecían animar al atacante.

    Foto: AFP

    Después de la protesta la joven Panusaya ha permanecido en el interior del campus de su universidad y ha denunciado el hostigamiento de elementos de la policía vestidos de civil.

    “Sé que corro un riesgo muy alto de ir a la cárcel o ser torturado o morir, pero no creo que sea el momento de tener miedo”, dijo Panusaya Sithijirawattanakul.

    Hace unas horas la policía tailandesa confirmó la detención de Parit Chiwarak, uno de los principales dirigentes del movimiento prodemocracia en Tailandia.

    “Puedo confirmar que Parit Chawarak fue detenido”, declaró a la AFP Somprasong Yentaum, subjefe de la policía de Bangkok, precisando que se le imputan cargos vinculados con una manifestación el 18 de julio.

    El pasado jueves el primer ministro de Tailandia, Prayut Chan-O-Cha, en un discurso televisado, advirtió a los activistas a favor de la democracia sobre una mayor acción legal para quien planifique o realice protestas.

    Ministro de Tailandia, Prayut Chan-O-Cha / FOTO: SOE ZEYA TUN/REUTERS

    Despues de que la noticia se diese a conocer en el mundo, el gobierno de Tailandia está tomando acciones legales en un intento de obligar a las empresas de medios sociales extranjeras a eliminar contenido relacionado con las controvertidas críticas de los estudiantes que protestan contra la monarquía del país en una manifestación a principios de esta semana.

    Buddhipongse Punnakanta, ministro de economía digital, dijo que las autoridades habían identificado 114 publicaciones en Facebook, Twitter y la plataforma para compartir videos de YouTube de Google que, según dijeron, violaban la ley tailandesa y eran “inapropiadas”.

    “Todas las pruebas serán reunidas y enviadas a la corte mañana”, dijo Buddhipongse en una publicación de Facebook a última hora del martes que pasó desapercibida al día siguiente, un día festivo que marca el cumpleaños de la Reina Madre Sirikit de Tailandia.

    Las publicaciones de las celebridades Tailandesas buscan dar a conocer la situación en el mundo, como una forma de detener el hostigamiento y evitar el “inevitable” arresto de la joven Panusaya.

    Stay in the Loop

    Get the daily email from CryptoNews that makes reading the news actually enjoyable. Join our mailing list to stay in the loop to stay informed, for free.

    Latest stories

    - Advertisement - spot_img

    You might also like...

    X